domingo, 12 de agosto de 2012

"Casi Cuarenta". Cumpleaños vintage

Hoy os queremos presentar una fiesta muy veraniega.

Nuestra amiga Eva nos planteó que quería hacerle una fiesta a su marido Ismael. Él cumple los años en Agosto y, normalmente, en estas fechas sus amigos se encuentran de vacaciones; pero este año era diferente, todos iban a estar, por lo que Eva decidió prepararle una fiesta sorpresa.

Ismael cumplía 39 años, así que le propusimos hacer la fiesta de "Casi Cuarenta" por si el año que viene no conseguía reunir a todos. 



La fiesta se iba a celebrar en la piscina de uno de sus amigos. Eso, junto que a ambos les encanta el mar, nos dió las claves para que les planteáramos que retrocediéramos a las playas de California de los años 60, el surf, las palmeras y, como no,  los famosos "Beach Boys"; todo ello con un aire vintage.


Para toda la decoración elegimos unos colores muy alegres; el verde, el azul y rojo. Preparamos unos grandes pom poms que en todas las celebraciones nos gusta utilizar y que tal faciles son de hacer.

Como el lema de la fiesta era "Casi-Cuarenta", haciendo un juego de palabras  utilizamos la misma tipografia de las letras de Coca-Cola para nuestra decoración. Preparamos varios centros para colocar en las mesas y en uno de ellos hicimos una pequeña tabla de surf que tan bien nos iba con el tema.

Para la comida se hicieron varios modelos de toppers; unos más grandes que otros que se irian utilizando según las necesidades, pero todos ellos haciendo alusión al tema escogido.

Para los vasos se prepararon unas pegatinas rectangulares decoradas con tablas de surf y con el nombre del homenajeado, dejando un espacio libre para poner el nombre al que pertenecía el vaso. Una forma divertida de marcar los vasos y evitar que se pierdan.
Y ya que utilizamos las letras de Coca-Cola, preparamos también unos refrescos pero esta vez con "Casi-Cuarenta", con el formato de botella de vidrio que ya no es muy frecuente de encontrar, e incluso tuneamos la chapa con el nombre de Ismael y su edad. 
Y como no puede faltar en toda celebración, se hizo la decoración para la tarta, que consistía en una vela-guirnalda y unas mini tablas de surf.

Para terminar, se preparó una caja de madera, en donde meter todos los detalles de la fiesta; el interior se pintó de rojo y en el  exterior se puso el lema de la fiesta, para que cuando lo vean en casa recuerden este día.
Para Ismael fue una gran sorpresa y la fiesta estuvo muy divertida. Creo que el año que viene todos sus amigos volverán a repetir y esta vez ya será el cambio de década. Muchas felicidades.



1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho lo de casi cuarenta....jajaja.
    Ha quedado genial!

    ResponderEliminar